El cine venezolano cumple 120 años. Para celebrarlo hablamos del filme ‘Desde Allá’ (Lorenzo Vigas, 2016), ganadora del León de Oro del Festival de Venecia.

120 años de Cine Venezolano

El número 28 es una cifra significativa para el cine. Fue un 28 de diciembre de 1895 cuando, en Paris, los hermanos Louis y Auguste Lumiere presentaron públicamente su gran invento, el cinematógrafo; con esta fecha se marca el nacimiento del cine. En Venezuela, un 28 de enero de 1897, casualmente, otro par de visionarios hermanos marcaron hito en la historia del cine. Manuel y Guillermo Trujillo Duran, junto a su socio Adolfo Carrizo, exhibieron en el Teatro Baralt de la ciudad de Maracaibo dos legendario cortometrajes venezolanos. ‘Muchachos bañándose en el Lago de Maracaibo’ y ‘Célebre especialista sacando muelas en el Hotel Europa’, conforman el génesis del cine venezolano.

Hoy, el cine venezolano cumple orgulloso 120 años de un histórico periplo con más visos de aventura que de empresa. Aun así, manteniéndose firme a pesar de las innumerables batallas que ha tenido que librar en tantas décadas; además de la profunda crisis político-moral que atraviesa el país en este momento. El cine venezolano puede jactarse de estrenar una veintena de películas al año. Su último logro: el León de Oro del Festival de Venecia con el filme ‘Desde Allá’, opera prima del director Lorenzo Vigas. Esta cinta también se encuentra participando este año como mejor película hispanoamericana en la presente edición de la Premios Goya (España).

Desde Allá (Lorenzo Vigas, 2016)

‘Desde Allá’ está ambientada en la convulsa metrópolis caraqueña actual. Relata la solitaria existencia de Armando (Alfredo Castro), mecánico dental de clase media que ofrece dinero a jóvenes en paradas de autobús; a cambio, Armando les pide llevarlos a su apartamento para observarlos desnudos. En uno de estos encuentros conocerá a Elder (Luis Silva), volátil delincuente juvenil que trabaja como latonero (reparador de carrocerías). A pesar de la abismal diferencia entre ambos, surgirá una relación marcada por el interés mutuo, el despertar sexual y la necesidad de afecto.

Lee también:  Hacksaw Ridge: el detonante religioso

Imágenes memorables

El film inicia con un primer plano de la espalda de Armando; desde un elevado observa a su próximo objetivo. La escena se encuentra perfectamente elaborada para crear una sensación de superioridad. Un introvertido y gris depredador homosexual en busca de su presa. En adelante, y hasta el final, todas las escenas se irán produciendo con una austeridad y exquisitez absoluta. La fotografía de Sergio Amstrong roza la perfección aun con la abundancia de tonos fríos ajenos al trópico.

No hay ninguna toma, por muy insignificante que parezca, que no haya sido pensada y estudiada previamente. Todo ello para dotar al filme de una carga psicológica, solo comparable con la perturbada psiquis de sus dos protagonistas. Armando y Elder son tan distintos e iguales al mismo tiempo. Ambos cargan a cuestas un doloroso pasado familiar. La violencia ha marcado sus vidas. Aunque no se aprecie claramente, la aparición de un viejo desconocido, a quien Amando espía sin este darse cuenta; deduce que el personaje dará un giro dramático a la existencia de ambos.

Prolongados silencios. Una poderosa carga sexual (hetero y homo). Ausencia de banda sonora. Impecables interpretaciones del actor chileno Alfredo Castro y del joven Luis Silva. Un prodigioso trabajo de dirección de Lorenzo Vigas. La grandeza de ‘Desde Allá’ no solo radica en el galardón obtenido; las imágenes permanecen en la memoria, aun después de finalizar la historia.

Nos placería leer tus comentarios sobre esta o cualquier otra película venezolana. Además, puedes compartir este artículo con tus amigos.

¡Quiero COMPARTIR ahora!