Es delgado, prepotente y hablador; algo sheldoniano, sin dudas. Un ser terriblemente molestoso y, por lo mismo, simpático. Es Dirk Gently’s, de Netflix.

Se llama Dirk (Samuel Barnett) y se autodenomina “Detective Holístico”. Un investigador que no busca pistas, ni usa métodos deductivos o científicos; sino que anda por la vida presintiendo casos, y así mismo solucionándolos. Esa es la premisa, el mecate argumental que sostiene esta serie-hamaca que de allá para acá tiene sus subidas y bajadas. Siempre inteligentes y bastante divertidas.

Netflix se ha vuelto el reciclador de buenos argumentos maltratados. Les sacude el polvo, los nutre de buenos actores y directores, y les brinda, a lo apostólico, una segunda vida. Así como con la joyita de eventos desafortunados que, desafortunadamente, fracasó en el cine y en Netflix resurgió campante y emperifollada; así mismo rescató a este estrambótico detective de una novela de humor negro anglosajona, llevada antes a la pantalla chica con medianos resultados.

Dirk Gently’s y su enredo argumental

Un cromo de pantallas en canales diferente, música de ciencia ficción de los sesenta. Todo se apaga en el último guiño de luz de tu tv, empieza Dirk Gently’s:

Todd (Elijah Wood; alias: Frodo), coprotagonista, es un botones, con vida complicada; pero, por falta de soluciones y progresos, persevera en una compleja y aburrida monotonía. En plena faena es llamado a revisar el penthouse del hotel y… ¡no juegue! El despelote de sangre, cuerpos partidos a la mitad, marcas de mordidas gigantes en el techo, paredes incineradas, miembros pegajosos despatriados a tajos de sus cuerpos. Y por si fuese poco, un piso antes, ve una extraña figura. Extraña en su familiaridad, pues no es él, pero es él.

Elijah Wood, Dirk Gently's

Confundido, cierra el ascensor y volvemos al Penthouse: Todd intentando explicar a los policías, que contestan con preguntas más chocantes. Un tipo con máscara de gorila y un perro pequeño salen de la escena del crimen. Además, encuentran huellas, ¿de perro? No —responden—, de gato, más específicamente, de gatito. También, la hija de uno de los asesinados ha desaparecido días antes; no puede ser coincidencia. ¿Cómo se llama la desaparecida? Lydia Spring. ¡Lydia Spring!, grita una joven sudada y morena, amarrada al cabezal de una cama. Mientras, unos pervertidos calvos y mongoloides la miran fijamente. Todo esto en el piso vecino de la casa de Todd; quien, todavía preocupado por el incidente de la mañana, se lamenta de haber sido despedido sin escuchar los gritos de la chica.

…y ahora Dirk

En eso, entra este delgado, hablador y molestoso detective trepando por su ventada, para decirle que se llama Dirk. Él —sí, él—, va a ser su nuevo asistente. Por si fuera poco, en una ciudad vecina, vemos a una mujer revolcada en mugre, que persigue a un negro amenazándolo con un machete.

Lee también:  Arrival: el nuevo horizonte de la ciencia ficción

Samuel Barnett y Elijah Wood - Dirk Gently's

Luego, en un auto viejo, la mal bañada explica que ella es una asesina holística, y que anda por la vida asesinando gente a corazonadas. Que el universo le va indicando a quién debe asesinar, y que nunca se ha equivocado de víctima. Tampoco ha sufrido daño alguno, puesto que el universo la protege. ¿Cuál es su meta final?, asesinar a Dirk Gently´s. ¿Por qué? No sabe, ni sabe quién es, ni como luce. Lo único que sabe de él es su próxima muerte en sus manos.

Holísticamente recomendada

Ya, suficiente enredo argumental. Eso, sin mencionar a los anarcos violentos chupa energía psíquica que viajan en una Vans, persiguiendo a Dirk sin motivo aparente. Ni a las personas del gobierno que quieren (también) atrapar al detective. ¡Y casi que lo olvido! Todd, el ahora ayudante, tiene una hermana: Amanda. Ella padece de paralibulitis, una rara y cruel enfermedad causante de alucinaciones vívidas y torturantes que la mantienen presa en casa. Mientras que su hermano se enfrenta a sectas que cambian de cuerpos, viajes en el tiempo y psíquicos inesperados.

Dirk Gently's, serie de Netflix

Toda esa mescolanza de argumentos se presenta en Dirk Gently’s, esta serie de ciencia ficción absurda de Netflix; dándole esa pizca de originalidad que tanto falta en estos días. Con actuaciones maravillosas y diálogos ingeniosos, resultantes en esta inusitada serie que todavía no ha recibido la atención que merece. Y que, presiento, debo recomendar holísticamente