El Acompañante, el tercer largometraje de Pavel Giroud. Su éxito y calidad argumental, visual y artística le valieron la selección a los Premios Oscar 2017.

Corrían los años 80 en la isla de Cuba. La histeria que giraba en torno a los primeros casos de SIDA había arribado al territorio caribeño. Para contrarrestarla, el gobierno cubano abrió un centro de reclusión especial para aquellas personas diagnosticadas con el virus. Este caso de la vida real sirvió de inspiración para el cineasta cubano Pavel Giroud en la creación de El Acompañante (2016), la tercera del director co-producida en Venezuela.

El Acompañante, una amistad marcada por las circunstancias

La cinta cuenta la historia de Daniel y Horacio, dos personas distintas que tienen un común; un pasado turbulento que ha transformado sus vidas y un presente que los une en una amistad que dará un vuelco a sus perspectivas.

Horacio es un joven boxeador que se encontraba en la cima de su carrera, hasta que fue sancionado por dopaje. Esta situación lo alejó de su sueño de ser campeón olímpico de su país. A modo de castigo, es llamado para realizar trabajo social en el sanatorio Los Cocos, centro especializado para recluir a personas portadoras del virus VIH. Así, su labor en este centro es ejercer las funciones de acompañante, figura destinada a la vigilancia permanente de los pacientes del centro. Allí conoce a Daniel, uno de los pacientes más conflictivos. Horacio debe vigilarlo durante las salidas semanales que tienen los internos.

Al principio su relación presenta algunos conflictos. Un boxeador juzgado moralmente por su país. Un joven de familia acomodada que porta una mítica enfermedad que genera el rechazo de su familia. Pero a partir de este lugar común, ambos comienzan una amistad.

Una excelente composición artística

La cinta tiene una propuesta artística interesante. Ernesto Calzado (director de fotografía) logra plasmar la belleza natural del escenario. Se apoya en una buena cantidad de planos generales donde se aprecia una composición armónica de las locaciones. La utilización de la luz natural juega un papel primordial en las tomas, sosteniendo el hilo narrativo y las actuaciones que se complementan en esa contraposición de personajes.

Este film es el tercero de Giroud. Su estreno mundial fue en el Festival Internacional de Cinema Busan en Corea del Sur. Desde su creación, ha sido reconocida en varios festivales internacionales. Recibió el galardón por Mejor Guión en el Festival Havana en Nueva York. Además, Premio del Público en Málaga, Miami y Toulose.

Dado al éxito obtenido por la cinta, fue seleccionada para representar a Cuba en los Premios Oscar 2017, a celebrarse el próximo 26 de febrero. Y es que combina con excelencia la trama, la calidad visual, actuaciones y dirección de arte. Cien minutos que mantienen al espectador involucrado en la historia.

Si aún no has visto esta cinta, debes hacerlo ahora mismo. La calidad del cine latinoamericano se siente palpable en ella. Nos gustaría leer tus comentarios al respecto, y si quieres recomendarla a tu amigos, no dudes en compartirlo en las redes sociales. Seguro te lo agradecerán.