El Apartamento de Joe‘ es uno de los filmes más bizarre de los 90’s. Una época recordada por sus productos culturales cuyo estilo nunca volvió a repetirse.

Quienes crecimos en la década de los 90’s recordamos con nostalgia una época única. Repleta de experiencias, eventos, modas y productos, marcados por la influencia cultural de la música POP; las series sitcom de televisión; revolucionarias consolas de videojuegos; una oleada de caricaturas para todos los gustos; entre otras expresiones de aquellos años.

Los que vivimos nuestra infancia rodeados de este ambiente diríamos que es, simplemente, la mejor generación de todas. Pero ello no es más que una mera subjetividad, y cada generación diría lo mismo de su infancia. Aun así, es innegable el particular estilo que derrochaban productos propios de los 90’s. Muchos de ellos nunca volvieron a repetirse o emularse en años posteriores. Y es que tal vez no habrían funcionado igual con la nueva juventud.

El Apartamento de Joe: Una película freaky de MTV

De la mano de MTV (uno de los protagonistas culturales de aquellos años) como casa productora junto a Warner Bros. Pictures y Geffen Pictures, vio la luz una película tan divertida como freaky. Además, un poco perturbadora para más de uno que nunca pudo ver de igual manera a esos asquerosos bichos que suelen compartir nuestro espacio sin ser invitados.

Se trata de Joe’s Apartment (John Payson, 1996); a veces traducida como ‘El Cuchitril de Joe’, ‘El Apartamento de Joe’ o, incluso, el ya repugnante título de ‘Las Cucarachas de Joe’. El co-protagonista de esta historia delirante (Joe, naturalmente) es un joven proveniente de Iowa. Joe llega a Nueva York resuelto a encontrar trabajo y un buen lugar donde vivir.

Pero las cosas no salen como tenía pensado, y se ve en la necesidad de rentar un departamento de muy baja categoría. El apartamento de Joe es compartido con unos inquilinos bastante molestos: ¡miles de cucarachas! A su vez, Joe conoce a Lily, una joven hermosa que lo cautiva de inmediato. Además, debe lidiar con la presión de unos matones que buscan echarlo del único techo que, mal o bien, tiene para vivir.

Lee también:  Oscars 2017: crónica de una muerte anunciada

​Las cucarachas son las protagonistas

Para la época, las imágenes generadas por computadora (CGI) se encontraba aún en pleno proceso de experimentación creativa. Gracias a ella se logró que los insectos se convirtieran en la atracción principal del filme. Las cucarachas aparecían por todos lados en el apartamento de Joe: bajo los muebles, entre la ropa y ¡hasta en la comida! Además, protagonizan diálogos hilarantes y fumadísimas coreografías; como aquella interpretada en el cuarto de baño, que cerraba el espectáculo en el retrete de manera fastuosa.

Sex Bugs Rock’n Roll era el subtítulo de este film. Muchos noventeros lo recordaremos como una de las cosas más bizarre que vimos en el cine o la televisión del momento. Pero también, como una divertida y rara comedia musical que marcó nuestra infancia. Aunque después de ella muchos tuvimos pequeños traumas con las cucarachas.

Si naciste en los 90’s debes haber visto El Apartamento de Joe al menos una vez. Y si no es así, ¡corre a verla! (Si no temes demasiado a las cucarachas). Luego vuelve por acá y déjanos tus comentarios. Nos encantará leerte. Y si te gustó, comparte este artículo y recomienda El Apartamento de Joe a tus amigos… incluso con aquellos entomofóbicos. Hay gente que solo quiere ver arder el mundo ¿no?