Hacksaw Ridge: estupenda y dramática. Seis nominaciones a los Oscars y tres a los Golden Globes. Mel Gibson apunta su rifle, declarándose vivo.

Regreso triunfal

Un decenio ha pasado desde la última producción llevada a cabo por Mel Gibson (Apocalypto, 2006); y exactamente veintidós años desde que fuese acreedor del galardón de la academia por Braveheart (1995). Al mismo tiempo, su carrera como actor (con altos y bajos) ha seguido activa, pero sería harina de otro costal parlamentar de ello. Esta vuelta triunfal a la dirección por cuenta de Gibson con Hacksaw Ridge, viene asistida de una actuación soberbia de Andrew Garfield.

Hacksaw Ridge, la vuelta triunfal de Mel Gibson a la dirección y una actuación soberbia de Andrew… debo twittearlo

Calvario familiar

Anticipadamente, y a pesar de algunos fallos, he de ir a favor del guión que se exhibe en este metraje. Está basado en la historia real de Desmond Doss, un cristiano adventista del séptimo día. Gracias a un desafortunado hecho en su niñez, decide ir a la segunda guerra mundial, específicamente, hacia la batalla de Okinawa. Sin embargo, Doss se niega a portar armas, puesto que éste desea amparar vidas como médico en pleno campo de batalla; generando una confrontación religiosa-moral.

Además, se compone de una fuerte disputa familiar por parte del padre de Desmond; este hombre participó en la Primera Guerra Mundial cargando con un sentimiento fatal. Por el contrario, pese a su buena premisa, se notan algunos agujeros de guión. Por ejemplo, la falta de énfasis en la batalla, propiamente dicha, pues sólo se enseñan vestigios de ella. Y por otro lado, el propio Desmond es quien decide introducirse en el callejón sin salida, pues nadie lo obliga.

Garfield y el resto

Con respecto al apartado puramente actoral, en Hacksaw Ridge se puntualizan muy bien los perfiles de cada personaje. Un padre desolado por los recuerdos vividos en la guerra; un sargento cuestionándose a sí mismo; y un joven que defiende a muerte lo que cree. Pero sin duda, Andrew Garfield se separa de la manada y brilla con luz propia en su papel como Desmond Doss. Magnánima interpretación donde encarna un buen corazón, incluso auxiliando a sus propios contrarios de guerra.

Es admirable el observar las peripecias del joven. Desde el inicio se percibe la profundidad de lo que le rodea. Un tremendo acierto de Garfield. También es cierta la correcta actuación del resto de la plantilla que conforma este largometraje. No obstante, cuesta tomar en serio a Vince Vaughn en su papel como el sargento Howell; esto debido a que es un actor muy asociado al género comedia. Sin dudarlo dos veces, Garfield es mi favorito en la categoría de mejor actor en los Oscar’s 2017.

Andrew Garfield brilla con luz propia en su papel como Desmond Doss. quiero twittear ahora

El precio de ser diferente

Hay que tener en cuenta que el film, en sí solo, no quiere narrar la historia de la batalla de Okinawa. De hecho, la usa como pretexto para concentrar su enfoque en el aspecto devoto de Doss. Así pues, se luce al hecho religioso como cambiante de personas; incluido al propio libro sagrado que es puesto en titubeo por aquellos que rodean al médico de guerra, a quien se le rinde homenaje en Hacksaw Ridge.

Lee también:  Así luce Bryan Cranston como Zordon en Power Rangers (2017)

Ahora bien, nuestro protagonista se gana a pulso el respeto de la tropa. Inclusive tras haber recibido una paliza monumental en plena penumbra nocturna, que rememora a la famosa escena de Full Metal Jacket (1987, Stanley Kubrick). Es decir, es el precio que muchos pagan por ser diferentes, por ir contracorriente, para bien o para mal. Desmond Doss vive en carne propia el ser llamado, tratado y torturado como un escueto chiflado mental debido a sus creencias.

Hacksaw Ridge, casi te hace llorar

Recapitulando en esta historia real, no puedo sino recomendar abiertamente esta película dirigida por Mel Gibson. Precisamente, por ahondar en la fibra sensible del ser humano. Es en efecto, una combinación entre un drama bien estructurado y la crudeza de la guerra; viviendo simultáneamente algunas tramas paralelas a las experiencias de Doss. Finalmente, quizá salvo algunos errores de edición e historia algo inconclusa, pudiera llevarse el premio a mejor película en los Oscar 2017 por su carga histórica.

Si ya viste el filme, coméntanos tus impresiones. ¿Apostarías por ella a los Premios Oscar? Puedes compartir este artículo con tus amigos en los botones sociales que hay debajo.