Kong regresa a la pantalla de manera colosal. Un filme de matices políticos y gran atractivo visual que lo reafirma como el Rey absoluto de Isla Calavera.

Icono pop del siglo XX. Piedra angular del género de ciencia ficción. Objeto de culto de los surrealistas. Representación postmodernista del cuento de “La Bella y la Bestia”. Metáfora del atavismo sexual más primitivo. Cantera inagotable de ingresos económicos para las grandes productoras Hollywoodenses. Con 84 años a cuestas, ‘King Kong’ continua siendo el monarca indiscutible del Blockbuster gringo. Así como el monstruo más admirado (salvo Godzilla, en Japón) por todos los espectadores del planeta.

Por ello, doce años después de la superproducción ganadora de tres Oscar’s: ‘King Kong’ (2005) de Peter Jackson (Trilogía del anillo); el gigantesco simio renace desde sus cenizas con nuevos bríos. Un re-boot que, pese a contar nuevamente la historia que todos conocemos, la versión de Kong resulta bastante atractiva. Esto, gracias a una serie de elementos que logran salvarlo de una muerte anunciada.

Con 84 años a cuestas, 'King Kong' continua siendo el monarca indiscutible del Blockbuster gringo. comparte con tus seguidores

El matiz político del filme

‘Kong: la Isla Calavera’, dirigida por el novato Jordan Vogt-Roberts. Se encuentra ambientada en las postrimerías de la Guerra de Vietnam, inyectándole un matiz político al relato. Dicho de otra manera: el ejército norteamericano pierde la guerra contra los vietnamitas; pero les queda una oportunidad de redimirse atacando el hogar de un gigantesco simio en una isla perdida. Sin sospechar que se enfrentarán a un enemigo más mortífero y poderoso que el Viet Cong.

El pinchazo político hace referencia a la profunda crisis político-cultural-social que atravesaba norteamericana a comienzos de los setenta. Esto se deja ver claramente al principio del relato, dándole un aire de seriedad a la cinta. Incluso la furia de King Kong podría interpretarse como la reacción violenta ante las terribles matanzas que el gobierno de EE.UU ha cometido contra otras naciones; teniendo que pagar el precio de esos errores su propios ciudadanos.

Lee también:  El Acompañante, el filme cubano postulado a los Premios Oscar

Kong: tan colosal como su protagonista

Las secuencias —preciosamente filmadas— de los helicópteros al llegar a la mítica Isla Calavera, hacen alusión al clásico ‘Apocalipsis Ahora’ de Francis F. Coppola, sin ridiculizarlo. Toda vez cuando comienza la fantasía, el género bélico se hilvana perfectamente con el de ciencia ficción. Dando así inicio a un vertiginoso carrusel de aventuras y supervivencia. Teniendo como telón de fondo una quimérica isla plagada de monstruos de pesadilla, donde Kong es el monarca absoluto.

Una quimérica isla plagada de monstruos de pesadilla, donde Kong es el monarca absoluto. quiero twittear ahora

Se obvía por completo el romance zoofílico entre la chica (Brie Larson) y Kong. Sobresalen las interpretaciones de Samuel L. Jackson, John C. Reilly y la energética banda sonora. Aunque son los esplendidos efectos visuales y el monumental rey Kong (más parecido al Yeti que a un gorila) quienes elevan este filme de serie B, a un entretenimiento tan colosal como su protagonista.