Pasajeros (Morten Tyldum) es un fillme de ciencia ficción con una carga romántica aceptable, pero su tono rosa desencaja con todo lo conocido en el género.

El subgénero de viajes espaciales de la ciencia ficción ha dado clásicos cinematográficos imborrables de la memoria del espectador. Se han paseado desde las aventuras más fantásticas con títulos como “Viaje a la luna”, “Star Wars”, “Star Trek”, “Enemigo Mío” y “El Marciano”. Pasando por la filosofía científico-existencialista de “2001: Odisea Espacial”, “Solaris”, “Gravedad” e “Interestelar”; hasta entrar a oscuros mundos donde el miedo bordea la locura en “Alien”, “Event Horizon”, “Pitch Black” y “Pandorum”.

No obstante, el romance era un subgénero ajeno a la ciencia ficción hasta el estreno del filme Pasajeros‘, del director noruego Morten Tyldum (Head Hunters, Código Enigma). En esta película, la nave espacial “Avalon” transporta a miles de pasajeros en capsulas de invernacion. La nave sufre el impacto de un enorme meteorito causando un desperfecto en los controles de seguridad. Ello tiene como resultado que un pasajero, el ingeniero mecánico Jim Preston (Chris Patt), despierte noventa años antes de llegar a su destino.

Hasta ese punto del guion ‘Pasajeros’ es un relato de ciencia ficción puro y llano. Un filme que aborda deslumbrantemente la tragedia de un hombre completamente solo, sobreviviendo dentro de una nave hasta el fin de sus días. Pero antes de la media hora de metraje, el protagonista repara en una hermosa pasajera que se encuentra dormida en una de las cápsulas. Es la escritora Aurora Lane (Jennifer Lawrence), de la cual se enamora irremediablemente, dando inicio a un dilema moral; aceptar su suerte o apostar por la supervivencia.

Lee también:  Kong: la Isla Calavera, un filme tan colosal como su protagonista

De supervivencia a romance espacial

‘Pasajeros’ arranca enérgicamente como un filme de supervivencia espacial, para luego transformarse en un romance espacial. Y no es que esto sea malo para la cinta; todo lo contrario, el género romántico termina adaptándose perfectamente al de ciencia ficción. Apoyado esto, en los grandiosos efectos visuales, la magnífica fotografía de Rodrigo Prieto y la eficaz química entre Patt-Lawrence.

El personaje del oficial de cubierta Gus Mancuso (Laurence Fishburne) solo es una excusa argumental; un elemento necesario para que los personajes principales puedan avanzar en la trama. Además, un sutil guiño de ojo al filme “El Resplandor” es Arthur (Michael Sheen); un droide inspirado en el fantasmagórico barman Lloyd (Joe Turkel) de la obra maestra del terror de Kubrick.

‘Pasajeros’ gusta en su forma, pero ese tono rosa en su fondo edulcora demasiado una singular historia; que se convierte en una versión postmodernista de “La bella durmiente”. Incluyendo el precioso bosque encantado de la escena final que desentona totalmente con la profundidad del espacio. ¿Cuál fue tu impresión al ver el filme? ¿Te pareció más una historia romántica o de supervivencia? Déjanos tus comentarios y comparte este artículo.

¡Quiero COMPARTIR ahora!