La trilogía Before del director Richar Linklater, es una de las historias más románticas del cine que no necesita recurrir a lo cursi para retratar el amor.

Durante 2015, una de las películas que arrasó en nominaciones y premios fue la aclamada Boyhood, del director estadounidense Richard Linklater. Una de las cualidades que atrajo la atención del público fue el exhaustivo trabajo de producción. Aunque solo llevó 39 días de rodaje, estos estuvieron distribuidos a lo largo de 12 años (desde 2002 hasta 2013). Se empleó el mismo elenco para retratar fielmente la niñez y adolescencia de Mason (Ellar Coltrane) desde los seis años de edad. Sin embargo, Linklater hizo un experimento similar con la ‘trilogía Before‘, cuya tercera película se estrenó poco antes que Boyhood.

La llamada ‘trilogía Before’ es una serie de tres películas del director Richard Linklater. Estas fueron producidas y estrenadas con 9 años de diferencia entre una y la otra. Before sunrise, 1995; Before sunset, 2004; Before midnight, 2013. Las tres, protagonizadas por Ethan Hawke (Jesse) y Julie Delpy (Celine).

Una narrativa poco usual

A lo largo de 18 años asistimos en tiempo real a breves momentos en la historia de amor entre Jesse y Celine. Desde el momento que se conocen en un tren desde Budapest a Viena siendo apenas unos muchachos de veintipocos años; hasta que son ya adultos maduros con hijos de vacaciones en Grecia.

Las películas están compuestas casi en su totalidad por enormes planos secuencias y muy escasos saltos temporales. Algo poco usual en la narrativa cinematográfica. Pues, esta pretende seleccionar momentos claves en lapsos de tiempos que, generalmente, van de varios días a años, para contar una historia consistente.

Sin embargo, la serie Before prescinde de la “norma”. En el caso de la primera (Before sunrise) y tercera entrega (Before midnight), las pocas elipsis suceden para recorrer unas pocas horas en el tiempo. Predomina la narración continua. Para el caso de la segunda película (Before sunset), sucede en su totalidad en tiempo real. Abarca menos de dos horas de la historia de los personajes, justo el tiempo que dura la película.

Lee también:  007 Spectre: el pasado de James Bond busca venganza

A pesar de ello, el guion crea las situaciones idóneas para ilustrar lo que habría sido toda la vida de los protagonistas durante el tiempo intermedio. Podemos ser testigos de la evolución y madurez de los personajes. En más de una ocasión es inevitable evocar paralelismos a situaciones pasadas; no solo en la historia de la pareja protagónica, sino también en la experiencia propia. Pues, se trata de circunstancias y eventos reales y auténticos.

La serie Before prescinde de la “norma” y predomina la narración continua. compártelo con tus seguidores

La magia de la trilogía Before

Pero, la magia de la trilogía Before está en sus diálogos. A través de las muchas conversaciones entre Jesse y Celine vemos reflejados el carácter y personalidad de cada uno. Además, plantea aspectos inherentes a diversos conceptos de la vida, la muerte y el amor. Son pláticas frescas, espontáneas, verosímiles. Con una profundidad que trasciende al tema que da inicio. Incluso, los largos silencios que mantienen los personajes y las miradas disimuladas que intercambian; tienen una belleza mística y están cargados de gran significado.

Los largos silencios y miradas disimuladas tienen una belleza mística en la trilogía Before necesito twittearlo

Es, quizá, una de las historias más románticas del cine, que no cae en la sensiblería cliché para transmitir la fuerza del amor. Por el contrario, recurre al humor y cinismo para mostrarnos la cara realista de las relaciones amorosas a través del tiempo y los estadios de madurez. Pero no deja de apostar por la trascendencia de los sentimientos hacia esa persona especial en nuestras vidas.

Si te gusta el romance, o incluso si no, deberías ver estas tres películas de Linklater. Ellas nos muestran la cara romantica (pero no cursi) del amor. Es un buen plan para verla, con o sin pareja. No olvides comentar tus impresiones y compartir este artículo con tus amigos.