Los máximos exponentes del villano de traje morado cruzan sus estilos opuestos. Un análisis que enfrenta a los dos grandes Joker’s de la historia del Cine.

El Joker o Guasón, despierta sensaciones fuertes en quienes somos fanáticos del murciélago de Gotham City. No hace falta señalar que se trata de Batman (el único superhéroe del que soy fan); aun así, lo haré por si existe alguien que no haya visto la televisión o ido el cine en los últimos treinta años. El Joker, de lo más icónico existente en las industrias cinematográfica, del cómic y la pantalla chica. Se ganó nuestro corazón debido a sus “travesuras”.

No puntualizaré la actuación de Jared Leto en Suicide Squad (2016). Pues, no trata de una participación en un film dedicado exclusivamente a Bruce Wayne. Por el contrario, quiero centrar la atención en la puesta en escena de los dos Joker’s más populares a lo largo de la historia. Hablo de Nicholson y Ledger, diferenciándose completamente. Sin embargo, generando debates que pueden extenderse durante horas acerca de cuál ha sido el mejor. Mismo asunto con el debate acerca del mejor Batman.

El Joker, de lo más icónico del cine, el cómic y la televisión. twittealo ahora

Sucumbí ante las ganas de generar un debate entre mis apreciados lectores de MacGuffin Lab. La fórmula es bastante sencilla: expondré a rasgos generales el tipo de Joker concreto al que dieron vida ambos actores; pues, necesitaría más de un artículo para realizar una comparación detallada acerca del perfil actoral de Jack y Heath. Un punto totalmente claro es que tanto el Guasón de 1989 como el de 2007 comparten puntuación perfecta; transportando al olimpo el modo escogido por ambos.

¿Tengo cara de bromear?

Bombos, platillos, confeti por doquier y una justa cantidad de morado de un metro ochenta. ¿Le suena a alguien? Pues a mí sí. Lo primero en aparecer a mi memoria es a Jack Nicholson danzando al compás de un enorme radio ochentoso. Junto a él, sus secuaces en la icónica escena del museo de Gotham City en el primer film del caballero oscuro: Batman (1989, Tim Burton).

Jack Nicholson como el Joker

Más que consagrado con One Flew Over the Cuckoo´s Nest (1976) y The Shining (1980); Jack planteó a un personaje capaz de sacarnos muchas sonrisas de nuestros labios. Además, es la interpretación más fiel a lo que verdaderamente es el guasón en la tira cómica. Un hombre sin miramientos, donde cada uno de sus movimientos son pulidamente realizados con exagerado sarcasmo. Una actuación soberbia conjugando acidez e ironía de una manera casi infantil, apegado al libreto del cómic.

El Joker de Jack Nicholson es la interpretación más fiel al guasón en la tira cómica compártelo con tus seguidores

De esta manera, en el verano de 1989, el público y crítica observaron maravillados al antihéroe por excelencia sufrir una metamorfosis parecida a la de Harvey Dent. Lo vieron causar estragos en la ciudad del murciélago, éste último interpretado por el mejor Batman (con el permiso de Christian Bale): Michael Keaton. Siempre caracterizado por un humor infantil y actos endiablados, tratando en igual medida de obtener el amor imposible de Vicky Vale. Un auténtico batacazo, mi Joker favorito y por lejos.

Lee también:  El bonito Cadáver de Anna Fritz, para uno que otro mini infarto

Si eres bueno en algo, nunca lo hagas de gratis

Llegando con el halo de su misteriosa muerte, tenemos a un Joker mucho más detallista, más frío que el anterior. Alejándose por completo de la parafernalia de los tiempos de Burton y Schumacher. La saga esperó durante años y decidió reiniciarse por completo. Para hacer del héroe de capa negra un personaje más real y adaptado a tiempos modernos. El escogido para llevar a cabo la titánica labor fue Christopher Nolan, y el villano de Batman cambió radicalmente de aires.

Heath Ledger como el Joker

A todo esto, Ledger encarnó a un Joker moderno y trivial. De principio a fin, demostró estar a la altura de lo que significaba representar al personaje. Le otorga una calidad sobrehumana para hacerlo parecer un maníaco que sólo busca diversión en sus degenerados actos. Como método de preparación, el actor australiano rentó una habitación de hotel londinense. Esta la visitaba diariamente y en soledad, con sólo una libreta tratando de conseguir la dosis perfecta de locura y genialidad.

Ledger encarnó a un Joker moderno y trivial. Demostró estar a la altura del personaje. compártelo con tus seguidores

Ahondando en el pasado oscuro de este personaje, descendió hasta los rincones más profundos de una mente psicópata y calculadora; llevando al inquebrantable Harvey Dent a un angustioso final, donde la teoría del tirano se hacía realidad. “Cualquier hombre puede ser corrompido cuando le arrebatas lo que más ama”. Ganador indiscutible en los galardones más importantes del séptimo arte a mejor actor de reparto; se marchó Ledger, dejando tras de sí un laberinto sin salida.

Dos Joker’s mirándose de reojo

Finalmente, existe sólo una conclusión clara: ninguno supera al otro. Sus estilos no pueden ser juzgados debido a que sus actuaciones son invaluables. Además, Nicholson y Ledger han sufrido de la popular maldición del Joker. Y a pesar de todo lo expuesto con anterioridad, deseo saber a quién prefieres. Es un debate encantador que quiero compartir con mis lectores en este tema tan interesante para la comunidad de cinéfilos a nivel mundial.

¡Anímate y comenta!