El diseñador gráfico Saul Bass declaró haber dirigido la escena icónica de la obra representativa de Hitchcock. ¿Realmente fue Bass su verdadero autor?